Blogia
joaquin

ATADO AL ARBOL DE LOS MALOS RECUERDOS

ATADO AL ARBOL DE LOS MALOS RECUERDOS   Apenas era un joven, un adolescente, no pasaba de los quince años cuando mi padre me encerró en este maldito reclusorio, o cárcel para menores, como ustedes quieran llamarle ¡sí¡, yo era un joven normal,  tenía mis problemas de rebeldía, pero eso era por la edad “ eres un maldito desobediente” todavía suenan en mi cabeza las palabras que me decía. Cuando yo cometía un error por muy pequeño que fuera él explotaba y me daba una golpiza que casi me dejaba inconciente, “nunca hubieras nacido” me lo repetía a cada momento. No sé? Pero por mas que lo intento no puedo olvidar esas palabras, esas palabras que retumban en mi cabeza a cada instante. Si se dirigía a mí era solo para insultarme y darme un golpe de puro gusto, “Si no fuera por tu madre ya te hubiera sacado de esta casa”. Sí¡¡ si papá, lo conseguiste yo sé que lo que tú querías era deshacerte de mí, llevo ya casi tres años encerrado, pero pronto muy pronto saldré de aquí, saldré a hacer algo que he querido desde el primer día en que llegué. Yo se que tú ni me esperas, ni te imaginas que pronto nos veremos las caras, estos tres malditos años me han enseñado mucho de las personas como tú, yo ya no soy un mal nacido como me lo decías. He aprendido muchas cosas, no sé si agradecerte o aborrecerte más, tú mismo cavaste tu propia tumba, pero yo, yo no me arrepentiré de lo que haga al salir de aquí. Y mi madre tan dominada por tu rencor y tu desprecio, a ella no le guardo ningún rencor, yo sé que ella acepto que me encerraras para que yo ya no sufriera más, para que ya no dijeras que el fruto de su vientre era algo despreciable. Yo sé que cuando encierran a alguien es porque es un criminal, pero un accidente, un accidente le sucede a cualquiera, yo si te quería matar, pero lamento mucho no haberlo hecho cuando tenía tantas oportunidades, cuando vivíamos bajo el mismo techo, yo sé que eso que nunca me aceptaras como tu hijo no es así, es todo lo contrario porque tu eres una basura, una basura que tengo que desechar. ¡¡Por fín estoy libre!!, cuanto extrañaba caminar esta calle cuando me dirigía a la escuela y allí esta mi parque favorito, recuerdo muy bien aquel día en que yo estaba con mis amigos, si ese árbol, ese árbol al que me ataste de manos y pies y me diste una golpiza que casi me desmayo, solo porque yo llegué un poco tarde a casa, no sé cual era tu problema conmigo, pero hoy siento por ti lo mismo que tu sentías. Sé de muy buena fuente que todavía trabajas en esa comandancia de ex militares y hoy precisamente hoy, te toca el turno hasta las doce de la noche, si te espero unas cuantas horas tal vez pases, tienes que pasar, yo sé que tienes que pasar. Este es el camino más corto a casa y como esa hora sin transporte tienes que pasar caminando, como he esperado este momento, si soy paciente lo lograré y ya casi es hora, estoy ansioso porque vengas por aquí, solo te quedan algunas horas, si espero en esas sombras pasaré desapercibido y esta navaja, este regalo de mi compañero de celda me servirá mucho y pensar que es la misma que tú ocupas para afeitarte, ahí viene alguien!! No no puede ser, es  muy alto para que sea él, esperaré sin hacer ruido, muy pero muy paciente, no quiero que se den cuenta que estoy aquí, bueno según mis cálculos faltan algunos minutos, creo que ahí viene, conozco ese caminar apresurado, lo golpearé con esto, este bate me servirá de mucho, aja ja, ja, ja, caíste redondito, te acuerdas cuando me golpeabas como un animal, verdad que a nadie le gusta, te acuerdas de este árbol?, este mismo árbol al que me atabas para golpearme, yo recuerdo que gritaba cuando me pegabas, pero tú ni siquiera puedes gritar, porque con esta lengua que te acabo de corta era con la que me decías mal nacido, ¿ que, te duele mucho? Dímelo, que ironía una persona sin lengua no puede decir nada, no gimas como una niña, sabía que esta navaja me serviría, te arrancaría los ojos, pero quiero que veas como me río cuando estés muriendo, porque me vez así?, acaso tu no lo hacías, no me golpeabas y me torturabas, dime ahora quien es el mal nacido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Paola Lorenzana -

Bien. Sólo hay que cuidar redacción. Trabajar en la estructura del blog.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres